December 01, 2013

Escape a las afueras


A veces pasa que estamos tan concentrados en nuestras ocupaciones, labores y responsabilidades que sin la menor intención, nuestra mente colapsa, nos sentimos desganados y sólo queremos que el año acabe. 
Es algo que suele pasarme en esta época del año, ya quiero tirar todos los -diría cuadernos pero en realidad más me correspondería:- cartones, pinceles, herramientas, etc. y sólo dormiría días enteros.

Por eso creo que este evento vino en el momento perfecto. Tener la oportunidad de poder escapar por el día del estrés que la misma ciudad genera, de todo el ruido, y poder relajarme por al menos una tarde... ¿cuál fue la ocasión que me llevó hasta las afueras de Santiago? El matrimonio de mi tía; mañana subiré las fotografías que tomé y seleccioné para el post.

¿Cómo van ustedes con su término de año? ¿Muy agotados? 
Si es que pueden, les recomiendo ir al terminal y tomar el primer bus que vaya al litoral. Escápense por el día, relájense y olvídense por unas horas de todo el peso que les espera al regresar. Ya verán cómo vuelven con muchísimas ganas a realizar todas las actividades que incluyen sus deberes.

¡Que tengan un feliz domingo!



No comments:

Post a Comment