August 12, 2014

Soñar con los ojos abiertos

(Embalse el Yeso - Marzo 2014)
Fotografía por Anaís Godoy
Edición por Paula Espíndola

Llega un momento en la vida de todos nosotros, en el que mirando hacia delante vemos, 
que tenemos mil sueños por cumplir, pero (casi) ninguno realizado aún. 
Entonces ponemos los pies en la tierra y empezamos a caminar, en lugar de quedarnos flotando 
en la espera de la realización de alguno de nuestros deseos, sin el propio impulso de nuestra voluntad 
y sacrificio. Ese es el momento clave en el que comenzamos a avanzar y a construir.

Como el sueño de muchos, conocer lugares nuevos es algo que me resulta completamente fascinante. 
Sin embargo, en situación de estudiante y aspirando a distancias tan lejanas, todo lo veía distante. 
No obstante, los clásicos viajes familiares y con amigos con los que partió este año, me hicieron entender que no es 
necesario cruzar la mitad del globo para comenzar a deleitar la vista con líneas nuevas en paisajes y construcciones. 
Así fue como exploré poco a poco lugares nuevos, cercanos y alcanzables, me hice amiga de mi mochila y
 de mis zapatillas y en efecto, comencé a realizarme y sentirme llena. Mi pasión por la fotografía trajo una
 nueva posibilidad de opción laboral como freelance, disfrutando y laburando al mismo tiempo... 
Mi carrera me llevó hasta Buenos Aires, ciudad que no visitaba hace años, y la aventura ya me tiene
 deparados nuevos objetivos y aventuras que no quiero revelar aún -en caso de que resultaran-.

Con todo esto les digo, ¡atrévanse a soñar! porque es lo más lindo que hay, pero no nos subamos a la nube
 sin llevar una escalera, que nos lleve de vuelta a la tierra para pensar en cómo volver a subir a partir de
 nuestros propios recursos. Establezcamos objetivos, fijemos metas, pero construyamos para que no se
 queden sólo en eso y que se conviertan en sueños realizados, que nos llenen de orgullo y felicidad.

¡Felices martes!

pd. En caso de que los extrañaran: ¡mañana un outfit post!

No comments:

Post a Comment